viernes, 21 de agosto de 2009

XXVIII De cómo Hermes pide a los hombres que tomen parte de la inmortalidad


Entonces ellos, cuando oyeron, se juntaron unánimes a mí. Y yo les dije:

– ¿Por qué, hombres nacidos de la tierra, os habéis entregado a la muerte, si tenéis el poder de participar en la inmortalidad? Arrepentíos, vosotros que habéis caminado con el error y tomado a la ignorancia por compañía. Liberáos de la luz tenebrosa, tomad parte en la inmortalidad, de una vez abandonad para siempre la perdición.